Protectores Bucales

PROTECTORES BUCALES

Los protectores bucales se utilizan para prevenir golpes, minimizando el riesgo de dientes rotos y heridas en labios lengua, cara o mandíbula. Normalmente cubren los dientes superiores, permiten evitar lesiones graves como hemorragias cerebrales, incidentes de pérdida de la consciencia, fracturas de mandíbula y lesiones cervicales, ya que ayudan a evitar situaciones en las que la mandíbula inferior golpea contra la superior.

 

El mejor protector bucal es el hecho a medida de tu boca, el dentista toma la impresión para luego ser fabricado por un técnico dental.

 

Un protector bucal que calce apropiadamente puede ser especialmente importante para aquellos que tienen frenos o puentes fijos. Un golpe en la cara puede dañar soportes ortodónticos u otros aparatos fijos de ortodoncia. Un protector bucal provee además una barrera entre los frenos y tus labios o mejillas, lo que te ayudará a prevenir lesiones en tus encías y mejillas.

 

Si tienes un retenedor u otro dispositivo removible, no lo uses durante la práctica de deportes de contacto.

Diferentes tipos de Protectores Bucales

 

Protectores bucales prefabricados.
Este tipo de protector es la opción más económica pero ofrece la menor protección porque se ajusta con una precisión limitada. Puede interferir con el habla y la respiración, porque la mandíbula debe estar cerrada para mantenerlo en su lugar. Un protector bucal prefabricado no se considera aceptable como artículo de protección facial.

 

Protectores que se adaptan a la boca.
Estos protectores bucales son un molde que se debe hervir y morder para darles la forma de la boca. El molde está revestido de acrílico o goma. Cuando se lo coloca en la boca del atleta, el material de revestimiento del protector se amolda a los dientes y se fija.

 

Protectores bucales a medida.
Hecho a medida, su dentista toma la impresión y se fabrican en el laboratorio dental a medida , este tipo ofrece la mejor protección, calce y comodidad porque está hecho con un molde que toma la forma de sus dientes*. Tambien se realizan protectores Bucales Personalizados.

 

Cuidado y Reemplazo del Protector Bucal

Pregunta a tu dentista qué momento es adecuado para reemplazar tu protector bucal, pero reemplazalo inmediatamente si hay señales de desgaste, está dañado o no calza bien. Los adolescentes y niños pueden necesitar reemplazar sus protectores bucales más a menudo porque sus bocas están creciendo y cambiando.

 

Estos son algunos consejos para asegurarte de que tu protector bucal está siempre listo para usar:

-Enjuagarlo antes y después de cada uso, o cepíllalo con un cepillo y pasta de dientes.
-Lavarlo con frecuencia en agua fresca y jabonosa. Luego enjuágalo bien.
-Durante los chequeos, lleva tu protector bucal contigo para que sea examinado. Tu dentista también puede darle una limpieza a fondo.
-Guarda y transporta tu protector bucal en un contenedor grueso que tenga ventilación para que pueda secarse y evitar que crezcan bacterias.
-No dejar el protector bucal al sol o en agua caliente.
-Si no ajusta bien o hay señales de rotura o desgaste debes reemplazarlo
-Guarda tu protector bucal y su caja

 

En Dentaline Fabricamos Protectores Bucales y Protectores Bucales Personalizados.