Ortodoncia de metal: opción popular y efectiva

Los brackets metálicos son uno de los tratamientos de ortodoncia más comunes y efectivos disponibles hoy en día. También se les conoce como brackets fijos o convencionales, y están hechos de acero y titanio. A pesar de que existen otros tipos de ortodoncia más estéticos, como los brackets de cerámica o los alineadores transparentes, los brackets de metal siguen siendo una opción popular debido a su durabilidad, eficacia y costo más accesible.

Temario

¿Cómo funcionan los brackets de metal?

Los brackets de metal se componen de varias partes básicas, incluyendo la base, las aletas y el slot. Se colocan en la parte exterior de los dientes y se adhieren a ellos mediante un adhesivo especial. Sobre los brackets se coloca un arco metálico que se sujeta mediante ligaduras de alambre o gomitas. Este arco ejerce una presión constante sobre los dientes, lo que gradualmente los mueve a la posición deseada.

El diseño de los brackets de metal permite que el ortodoncista planifique y controle los movimientos dentales tridimensionales, es decir, los dientes se mueven en los tres planos: horizontal, vertical y transversal. Esto permite corregir problemas de alineamiento, separación, apiñamiento y maloclusiones en general.

Ventajas de los brackets de metal

Existen varias ventajas asociadas a la elección de los brackets de metal como tratamiento de ortodoncia:

  • Costo más accesible: Los brackets de metal suelen ser más económicos que otros tipos de ortodoncia, lo que los convierte en una opción asequible para muchas personas.
  • Durabilidad: Los brackets de metal son extremadamente resistentes y pueden soportar la presión y la fuerza necesaria para mover los dientes a su posición correcta.
  • Resultados visibles: A diferencia de otros tratamientos más estéticos, como los brackets de cerámica o los alineadores transparentes, los brackets de metal son visibles. Esto puede ser una ventaja para aquellos pacientes que deseen ver los cambios en su sonrisa a lo largo del proceso de tratamiento.
  • Efectividad comprobada: Los brackets de metal han sido utilizados durante décadas y su efectividad está ampliamente probada. Son capaces de corregir una amplia variedad de problemas dentales y de mordida.

Mitos sobre los brackets de metal

Existen algunos mitos comunes sobre los brackets de metal que es importante aclarar:

Los brackets de metal son incómodos y dolorosos

Es normal sentir cierta incomodidad al principio del tratamiento, ya que los dientes y las encías deben adaptarse a la presencia de los brackets. Sin embargo, esta incomodidad suele desaparecer en pocos días y se puede aliviar con analgésicos de venta libre si es necesario. Además, los avances en la tecnología de los brackets metálicos han permitido que sean más cómodos y menos voluminosos que en el pasado.

Los brackets de metal causan decoloración o manchas en los dientes

Es cierto que los brackets de metal pueden causar decoloración o manchas en el esmalte dental si no se mantiene una buena higiene bucal. Sin embargo, esto se puede evitar con una adecuada limpieza y cuidado de los dientes durante el tratamiento de ortodoncia. Es importante cepillarse los dientes después de cada comida y utilizar hilo dental regularmente para prevenir la acumulación de placa y la decoloración.

¿cómo encontrar dentistas en resistencia chaco?

Consultas habituales sobre los brackets de metal

¿Cuánto tiempo se necesita llevar los brackets de metal?

La duración del tratamiento con brackets de metal puede variar dependiendo de la complejidad del caso y de la respuesta individual de cada paciente. En general, el tratamiento puede durar entre 1 y 3 años. Es importante seguir las recomendaciones del ortodoncista y asistir a las citas regulares para asegurar un progreso adecuado.

¿Es posible comer alimentos duros o pegajosos con brackets de metal?

Es recomendable evitar alimentos duros, pegajosos o difíciles de morder durante el tratamiento con brackets de metal, ya que pueden dañar los brackets o el arco metálico. Es mejor optar por alimentos blandos y cortados en trozos pequeños para facilitar la masticación y evitar complicaciones.

¿Es necesario utilizar retenedores después de los brackets de metal?

Sí, es necesario utilizar retenedores después de finalizar el tratamiento con brackets de metal. Los retenedores ayudan a mantener los dientes en su nueva posición y prevenir la recidiva. El ortodoncista recomendará el uso de retenedores y establecerá un plan de retención adecuado para cada paciente.

Los brackets de metal son una opción popular y efectiva para corregir problemas de alineamiento dental y mordida. Aunque son visibles, ofrecen durabilidad, eficacia y un costo más accesible en comparación con otros tratamientos de ortodoncia más estéticos. Si estás considerando la ortodoncia de metal, consulta a un ortodoncista para evaluar tu caso y determinar si es la mejor opción para ti.

Tenemos mas contenido relacionado con este!

Subir