Enfermedades de dientes y encías: causas, síntomas y prevención

Las enfermedades de los dientes y encías son problemas comunes que afectan a muchas personas en todo el entorno. Estas enfermedades pueden variar en gravedad, desde afecciones leves como la gingivitis hasta problemas más graves como la periodontitis avanzada. Es importante comprender las diferentes enfermedades de los dientes y encías, sus causas y cómo prevenirlas para mantener una buena salud bucal.

Temario

Cuáles son las enfermedades más comunes de las encías

Las encías forman parte de los tejidos blandos que conforman la boca. Estas rodean los dientes y les proporcionan protección contra las fricciones que generamos al masticar los alimentos.

Las enfermedades de las encías tienden a comenzar con un proceso inflamatorio en las mismas, el cual puede diseminarse hasta el punto de afectar el hueso que rodea y soporta los dientes. Por lo general, esta inflamación es causada por las bacterias de la placa dental, la cual es una película pegajosa e incolora que se forma diariamente sobre los dientes. Si esta placa no es eliminada mediante el cepillado diario y el uso de hilo dental, se acumulará generando infección no solo en las encías, sino también en el hueso que sostiene los dientes, causando incluso que a la larga estos se muevan, se caigan o incluso sea necesaria su extracción.

¿Cuáles son las enfermedades de encías más frecuentes?

Antes de nada, debemos tener claro cuáles son las enfermedades de las encías y de qué manera se manifiestan, ya que en algunos casos el paciente no presenta molestias ni dolor. Por esa razón, hay que estar muy atentos a los síntomas que esta genere.

Como lo mencionamos anteriormente, en muchas ocasiones las enfermedades de las encías van a generar inflamación en las mismas, y si esta inflamación no es tratada a tiempo, puede incluso provocar afección en el hueso.

  • Gingivitis: este es el problema de encías más leve de todos. La única manifestación destacable la hace a través de la inflamación de las encías, la cual convierte esta zona en una superficie rugosa y retentiva, favoreciendo así la acumulación de placa dental.
  • Periodontitis: en algunos casos la enfermedad afecta de manera directa al hueso. Las encías empiezan a formar una especie de bolsa, haciendo que aumente la creación de placa justo por debajo de la línea de las encías.
  • Periodontitis avanzada: esta es la fase más avanzada de una enfermedad de las encías. En este punto el hueso se degenera tanto que hasta puede causar que se desplacen los dientes o incluso que estos se aflojen.

En cualquiera de estos casos, lo más recomendable es acudir de inmediato a un dentista con experiencia, ya que siempre nos dará las mejores recomendaciones para solucionar dicho problema, puesto que resulta de vital importancia lograr una prevención a tiempo para de esa manera evitar males mayores.

Síntomas más comunes en las enfermedades de las encías

En la mayoría de los casos, sobre todo en las fases menos avanzadas de una enfermedad de las encías, los síntomas que se presentan no suelen ser dolorosos, lo que dificulta su detección. Sin embargo, hay otros síntomas que debemos considerar:

Ratón guarda dientes: el personaje mágico que deja regalos a los niños
  • Sangrado en las encías: este es uno de los síntomas más comunes. Por lo general, aparece cuando nos cepillamos los dientes o cuando nos pasamos el hilo dental.
  • Encías rojas las cuales se retraen: esta retracción cada vez deja más al descubierto los dientes.
  • Mal aliento: es muy frecuente en este tipo de patologías, incluso puede generar mal sabor de boca.
  • Dientes flojos: la patología puede progresar al punto de ocasionar que se muevan un poco los dientes, sobre todo al morder.
  • Dolor al momento de masticar los alimentos.
  • Sensibilidad excesiva en los dientes.
  • Pus visible: en algunas ocasiones se puede presentar pus entre las encías.

Causas más frecuentes de las enfermedades de las encías

Ahora que sabemos cómo se manifiesta esta enfermedad y cuáles son sus tipos, veamos qué la provoca y cómo podemos evitarlo:

Formación de placa: La enfermedad de las encías habitualmente es causada por acumulación excesiva de placa dental, que no es más que una capa gruesa de bacterias que se forma alrededor de las encías y de los dientes.

Cigarro y tabaco masticable: El hábito de fumar cigarrillos es dañino para las encías, ya que interfiere con el funcionamiento habitual de las células que conforman los tejidos de las encías, de manera que las mismas se vuelven más propensas a padecer infecciones, como la enfermedad de las encías. Del mismo modo ocurre con aquellos pacientes que mastican tabaco.

Cambios hormonales femeninos: Es normal que durante el embarazo o durante la menstruación ocurran cambios a nivel hormonal produciéndose aumentos o descensos de las hormonas, lo que provoca que las encías se vuelvan mucho más propensas a contraer alguna enfermedad.

Deficiencias nutricionales: Una dieta que contenga altos niveles de azúcar e hidratos de carbono y un contenido muy bajo de agua y vitamina C puede provocar enfermedades en las encías.

Cómo prevenir los problemas de encías

Aunque habrá ciertas cosas que no podamos evitar, como los cambios hormonales, si podemos tener en cuenta ciertos hábitos y el impacto que estos provocan en nuestra salud. Aquí te dejamos algunas recomendaciones para evitar la enfermedad de encías:

Mantener buenos hábitos de cuidados diarios: La prevención de las enfermedades de las encías se basa principalmente en mantener hábitos de cuidado oral básicos diarios. Como mínimo mantener una rutina de cepillado dos veces al día, usar hilo dental y un enjuague bucal para maximizar la limpieza y eliminación de las bacterias que ocasionan el mal aliento.

Cómo ablandar el sarro de los dientes: opciones y consejos

Es importante mencionar que con el uso de un enjuague bucal podremos llegar prácticamente al 100% de la limpieza de nuestra boca, de modo que usar un enjuague bucal por lo menos dos veces al día ayuda en gran medida a reducir el riesgo de desarrollar alguna enfermedad de las encías. Resumiendo, estos son los hábitos que debes seguir:

  • Cepillarte los dientes dos veces al día.
  • Usar hilo dental para la limpieza entre los dientes, por lo menos una vez al día.
  • Usar un enjuague bucal antimicrobiano, una o dos veces al día.
  • Mantener una dieta balanceada y saludable, rica en vitaminas y minerales.
  • Evitar el hábito de fumar o, por lo menos, fumar menos.

Visitar al dentista frecuentemente: Acudir al dentista por lo menos una vez cada seis meses es una de las mejores maneras de mantener una boca saludable y limpia. Las limpiezas realizadas por los dentistas y los chequeos rutinarios ayudan significativamente a prevenir la mayoría de los problemas dentales, como las enfermedades de las encías.

¿Si padezco alguno de estos síntomas a dónde puedo acudir?

Si estás padeciendo alguno de los síntomas que mencionamos, lo mejor que puedes hacer es ir a una clínica dental profesional, como es el caso de la Clínica Dental Acacias, donde contamos con un equipo de dentistas profesionales con años de experiencia, los cuales te atenderán y te ayudarán con cualquier problema dental que padezcas.

Si quieres saber más sobre las enfermedades de las encías no pierdas tiempo y pide tu cita, estamos seguros de que saldrás con una buena impresión.

¡Llámanos y te ayudaremos a conseguir la mejor sonrisa!

Tenemos mas contenido relacionado con este!

Subir