Mordida perfecta: cómo lograr una dentadura en armonía

La mordida correcta es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestra boca, no solo en términos de masticación, sino también en la estética de nuestra sonrisa. Existen diferentes tipos de mordidas, pero lo ideal es tener una mordida correcta, también conocida como oclusión Clase I. En este artículo te explicaremos qué características tiene una mordida perfecta y por qué tener una buena oclusión.

Temario

Características de una mordida perfecta

Una mordida perfecta, o una oclusión Clase I, presenta las siguientes características:

  • Los dientes están alineados, sin superposiciones ni espacios entre ellos.
  • Las cúspides y los surcos de los molares superiores e inferiores encajan correctamente, sin dejar espacios al morder.
  • Los dientes anteriores superiores cubren entre el 10% y el 30% de los dientes inferiores, es decir, los dientes de arriba tocan la parte externa de los dientes de abajo.
  • El canino inferior se sitúa delante del canino superior, a unos 3 o 4 milímetros de distancia.

Todas estas características contribuyen a tener una dentadura funcional y estéticamente agradable, en la que todos los elementos están en armonía.

Importancia de tener una buena mordida

Una buena mordida no solo garantiza un correcto funcionamiento de la mandíbula y la articulación temporomandibular, sino que también previene una serie de problemas relacionados con la salud bucodental. Algunos de los problemas que pueden surgir debido a una mala mordida son:

  • Tensión y sobrecarga de los músculos faciales.
  • Desgaste dental y sensibilidad dental.
  • Alteraciones en la pronunciación de ciertos sonidos.
  • Bruxismo, que puede causar fracturas dentales y dolores de cabeza y cervicales.
  • Problemas digestivos debido a la dificultad para masticar los alimentos.
  • Formación de placa bacteriana, cálculo dental y caries.

Estos problemas pueden afectar tanto la estética como la funcionalidad de nuestra boca, por lo que es importante corregir una mala mordida.

Tipos de maloclusiones

Existen diferentes tipos de maloclusiones, que se clasifican según la alineación de los dientes y la manera en que encajan los dientes superiores e inferiores. Algunos de los tipos de maloclusiones más comunes son:

Apiñamiento

El apiñamiento dental se produce cuando hay falta de espacio en la boca y los dientes se superponen o están torcidos. Esto puede dificultar la higiene bucal y aumentar el riesgo de acumulación de placa bacteriana y enfermedades periodontales.

Limpieza de dientes con ultrasonido: solución efectiva para tu salud dental

Mordida cruzada

La mordida cruzada ocurre cuando los dientes superiores quedan por detrás de los dientes inferiores al cerrar la mandíbula. Esto puede causar problemas de masticación y estéticos, ya que la barbilla puede sobresalir.

Mordida abierta

En la mordida abierta, los dientes superiores e inferiores no se tocan al cerrar la boca. Esto puede estar causado por malos hábitos como chuparse el dedo pulgar o morder objetos inapropiados.

dientes mordida perfecta - Cómo saber qué tipo de mordida tengo

Prognatismo

El prognatismo se produce cuando la mandíbula está más adelante de lo normal y los dientes inferiores tapan a los dientes superiores al morder. Esto puede causar problemas estéticos y dificultades en la pronunciación de ciertos sonidos.

Corrección de una mala mordida

Existen diferentes opciones para corregir una mala mordida y lograr una oclusión adecuada. El tratamiento más común es la ortodoncia, que puede realizarse con brackets metálicos o con alineadores transparentes como los alineadores invisibles Moons. En casos más complejos, puede ser necesario realizar extracciones dentales o cirugía ortognática para modificar la posición de la mandíbula.

Es importante acudir a un especialista en ortodoncia para evaluar el tipo de maloclusión y determinar el tratamiento más adecuado. En el caso de los alineadores invisibles Moons, se realiza un escaneo de los dientes y se envían los alineadores a casa, lo que permite corregir la mordida de forma discreta y cómoda.

Tener una mordida perfecta es fundamental para mantener una buena salud bucodental y una sonrisa estéticamente agradable. Si tienes una mala mordida, es importante acudir a un especialista para corregirla y evitar problemas a largo plazo.

Oclusión dental: mantén una sonrisa saludable y funcional

Tenemos mas contenido relacionado con este!

Subir