Bruxismo: síntomas, causas y tratamientos

El acto de apretar los dientes involuntariamente se conoce como bruxismo. Es una condición en la que se contrae la musculatura utilizada en la masticación fuera de la misma, lo que provoca el cierre de la boca y el rechinamiento de los dientes. Esta acción puede ocurrir durante el día o durante la noche, aunque es más común durante el sueño y suele ser inconsciente.

Temario

Síntomas del bruxismo

El bruxismo puede manifestarse a través de diversos síntomas, que pueden variar de una persona a otra. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Sensación de tensión y carga muscular.
  • Dolor de oído, ya que algunas estructuras de la articulación temporomandibular se encuentran cerca del conducto auditivo externo.
  • Dolor de cabeza.
  • Sensibilidad muscular, especialmente por la mañana.
  • Sensibilidad dental al consumir alimentos fríos, calientes o dulces.
  • Insomnio.
  • Dolor o inflamación en la articulación de la mandíbula.

Es importante destacar que no todas las personas que aprietan los dientes experimentan síntomas. Esto puede depender de factores como el nivel de estrés, la duración y la intensidad del bruxismo, la alineación de los dientes, la postura, la capacidad de relajación, la dieta y los hábitos de sueño de cada individuo.

como se llama cuando aprietas los dientes - Qué es el bruxismo y como tratarlo

Causas del bruxismo

No existe una causa única del bruxismo, pero se cree que el estrés y la ansiedad son factores comunes en muchos pacientes. También se han estudiado posibles factores genéticos, la relación con otras enfermedades como la alergia, alteraciones dentales como la maloclusión, mecanismos nerviosos centrales y problemas musculares. Los factores psicológicos también pueden desempeñar un papel importante en el aumento del bruxismo.

Tratamientos para el bruxismo

El tratamiento del bruxismo se centra en prevenir lesiones en los dientes y aliviar los síntomas musculares. Dependiendo de la gravedad del caso y de la fuerza ejercida sobre los dientes, se pueden recomendar diferentes opciones de tratamiento:

Férula oclusal o de descarga

La férula oclusal es una protección dental hecha de resina o plástico que se utiliza en casos graves de bruxismo. Esta férula trata los síntomas pero no las causas subyacentes del bruxismo. Su objetivo principal es evitar el contacto brusco entre los dientes, aliviar la articulación temporomandibular y reducir la tensión en los músculos masticatorios. Se puede usar durante el día, la noche o todo el día, según la intensidad del bruxismo y las recomendaciones del especialista.

Dientes enfermos: causas, síntomas y tratamiento

Técnicas de relajación

Algunas personas pueden encontrar alivio del bruxismo a través de técnicas de relajación y modificaciones de comportamiento. Estas técnicas suelen acompañarse de relajación muscular general para reducir el estrés y la ansiedad.

Prevención del bruxismo

Si bien no se puede prevenir completamente el bruxismo, reducir el estrés y aprender a manejar la ansiedad pueden ayudar a disminuir su frecuencia e intensidad. Además, se pueden seguir algunas recomendaciones generales para cuidar la salud bucal y evitar el desgaste dental:

  • Evitar alimentos duros que puedan ejercer presión adicional sobre los dientes.
  • Evitar masticar chicle en exceso.
  • Beber suficiente agua para mantenerse hidratado.
  • Dormir lo suficiente y seguir una rutina de sueño regular.
  • Realizar ejercicios de fisioterapia para estirar y fortalecer los músculos de la cabeza y el cuello.
  • Aplicar hielo o calor húmedo en los músculos de la mandíbula para aliviar la tensión.
  • Practicar técnicas de relajación facial a lo largo del día.
  • Reducir el estrés diario a través de actividades como el ejercicio, la meditación o el yoga.

¿Qué especialista trata el bruxismo?

El bruxismo puede ser tratado por un especialista en cirugía oral y maxilofacial o por un odontólogo y estomatólogo. Estos profesionales tienen experiencia en el diagnóstico y tratamiento de trastornos relacionados con la mandíbula y la boca.

El bruxismo es una condición común en la que se aprietan los dientes de forma involuntaria. Puede causar diversos síntomas y, en algunos casos, daños permanentes en los dientes y los tejidos bucales. Si experimentas síntomas de bruxismo, es importante buscar la opinión de un profesional de la salud bucal para recibir un diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado. Además, adoptar hábitos saludables y técnicas de relajación puede ayudar a prevenir y controlar el bruxismo.

Tenemos mas contenido relacionado con este!

Subir